martes, 9 de septiembre de 2008

¿QUE HAY ENTRE TURBAY Y URIBE?





video




"Y me decía uno: “Presidente, ¿cómo es eso? Nosotros en este sufrimiento y viene una señora aquí a decir que esta bomba la mandaron poner los Generales y el Gobierno. Viene una señora Senadora aquí, a incitar que los muchachos se deben vincular a las Farc, a la rebelión ¿Entonces el Gobierno no puede preocuparse por eso?. Es que han enseñado los tratadistas, que cuando el delito es notorio, un hecho notorio, la notoriedad es la plena prueba. Y no se procede, ¿Cómo no vamos a estar preocupados?" (discurso de A.U.V. Valledupar, septiembre 6 de 2008)



Independiente del hecho de estar uno de acuerdo o no con Piedad Cordoba, de tener o no simpatía por su práctica política, pero habiendo escuchado su intervención ante los universitarios a la cual se refiere el actual presidente antioqueño y sabiendo que en momento alguno la senadora en ese acto hizo la tal invitación a que se "deben vincular a las Farc", se hace evidente que la parlamentaria es objeto aquí de un ataque infundado, torticero por parte del primer mandatario.
No existiendo elementos que permitan concluir que al primer empleado de la Nación se le haya corrido la teja, o que definitamente padece de problemas auditivos y de escucha mas serios que los que el imputa o predica del representante de las Naciones Unidas, queda el pensamiento que se trató -con sus expresiones- de un acto de diversionismo belico que puede tener serios efectos dentro de la opinión nacional por lo general poco inclinada al pensamiento crítico y muy proclive a digerir lo que los medios oficiales les suministra.

Esta nueva incursión en la guerra sicológica por parte del mandatario colombiano, me hizo recordar un trabajo realizado por Fernando Salazar Mejia hace unas décadas, en la epoca del bien mal recordado ESTATUTO DE SEGURIDAD ocupandose de los conceptos y realidades de SUBVERSIÓN, TERRORISMO Y DELITO POLÍTICO, del cual me permito extractar y compartir las siguientes proposiciones:



"A. CONCEPTOS GENERALES


En Colombia, ha manifestado el Jefe del Estado en forma reiterada, lo mismo que sus Ministros y Asesores, que no existe oposición sino subversión. "Subversivos que desean acabar con el régimen establecido ", "Subversivos que pretenden desvertebrar el sistema democrático vigente", "Subversivos que no respetan a las autoridades legítimamente constituidas ", "Subversivos que de ser condenados irán a Gorgona ...'*.


Como podemos observar, el término "subversivo" se ha venido utilizando constantemente en el panorama jurídico-político de la Nación, y no ha podido faltar en los decretos de orden publico dictados por el Gobierno Nacional con base en las atribuciones conferidas por el art. 121 de la C. N., ni en los discursos de la clase política colombiana, ni en los editoriales amaestrados publicados en los diarios del País. El término "subversivo" que se ha ido convirtiendo poco a poco en el símbolo sobre el cual han querido hacer recaer todos los problemas del país nacional, males encarnados en la subversión, según se dice, y que como tales hay que eliminarlos así se requiera para ello de monstruos jurídicos como el mal llamado Estatuto de Seguridad. Las ultimas normas de orden publico expedidas desde las altas esferas oficiales, incluyendo la aplicación del art. 28 de la Constitución Nacional, se han encaminado a ex-terminar la denominada subversión existente en Colombia. Pero antes de efectuar algún comentario al respecto, vale la pena analizar el significado conceptual de la palabra subversión y las implicaciones que puede tener a todos sus niveles.


El Diccionario Enciclopédico Básico (1) define el termino SUBVERSIVO corno aquello capaz de subvertir o que tiende a ello, Y subvertir es trastornar, revolver, destruir, desordenar, transformar. Su concepción semántica de por sí es muy amplia y ambigua a la vez. Que no es susceptible de trastornarse, revolverse, destruirse, desordenarse o transformarse? Todo, absolutamente todo, Afirmar lo contrario serla negar los más elementales principios dialecticos. Que se entiende entonces por subversión? Veamos lo que al respecto dice el ilustre tratadista Luis Carlos Pérez: "Subversión, concepto genérico que comprende las más variadas empresas y conductas, desde las que simple-mente trastornan y revuelven, hasta !as que desordenan y destruyen. Lo subversivo se extiende en líneas confusas que envuelven al autor de un libro, de un editorial, o un ensayo, y a quien dicta una conferencia, pronuncia un sermón, sustenta una tesis, recita un poema o entona una canción de protesta. Subversivos no son solamente los movimientos de una guerrilla, la voladura de un puente o el ataque a un cuartel, o la fabricación de bombas incendiarias. También las palabras lo son como formas en que se expresa el pensamiento, ese atributo supremo del ser« Además hay subversión de las otras cosas materiales, de las ideologías, de los juicios morales, de las normas religiosas y de las costumbres. Todo lo que existe puede ser sujeto de subversión" (2).


El hombre por naturaleza es subversivo, lo mismo que la vida en todas sus manifestaciones y las sociedades a troves de toda su historia como entes supremos de la organización social de los pueblos. Por eso, dice Luis Carlos Pérez, es fan peligroso como deprimente que una voz de tan ambiguas proyecciones sea el fundamento para enviar a la cárcel a quien se acusa de hacer algo que puede o no caber dentro de ella. Y más peligroso aun que esa noción sea calificada y manejada por los centinelas del régimen, no siempre dispuestos, es verdad, a satisfacer encargos abusivos, pero que de todas maneras han de someterse a su doble misión de jueces y de partes. Ese calificativo de subversivo, revoltoso, revolucionario o, comunista como quiera denominársele, arbitrariamente entra a ser dado por los jueces castrenses para quienes las concepciones filosóficas, jurídicas, científicas, culturales o políticas se encuentran comprendidos o demarcados en un ámbito castrense demasiado reducido, enclaustrado en los enfoques distorsionados de las llamadas doctrinas de la seguridad nacional.


Siguiendo con el análisis semántico y ubicándonos concretamente en el campo sintáctico, encontramos profundas contradicciones, vaguedades, ambigüedades y un sinnúmero de interrogantes acerca del significado que puedan tener expresiones gramaticales tales como: propaganda subversiva, individuos subversivos, objetos subversivos, movimientos subversivos, y en fin, todos aquellos vocablos que aunados al termino subversivo nos den como resultado una unidad sintáctica que coherente o incoherentemente sea capaz de inducirnos a reflexionar sobre un aspecto determinado . Veamos ahora lo que teóricamente pueden Indicarnos las expresiones antes mencionadas y las implicaciones que de ellas pueden derivarse a nivel práctico."

INDIVIDUOS SUBVERSIVOS


El hombre por naturaleza es un ser transformador, día a día se enfrenta ante su propia existencia y ante las fuer zas contrapuestas que lo rodean, tratando de encontrar derroteros diferentes que lo induzcan a obtener su real identidad y la de sus semejantes. Para lograr tales metas ha tenido que crear, transformar, destruir, desorganizar, sumergirse en sus propias contradicciones, inmiscuirse en su realidad, en la realidad del universo, subvirtiendo lo existente con el fin de hallar su propio destino.

El ser humano como arquitecto del futuro de los pueblos, a través de la historia, ha tenido que subvertir el estatus que imperante enmarcándose en parámetros muchas veces inconcebibles. Sócrates debió beber la cicuta porque intento subvertir los valores de su época; Cristo fue crucificado porque su pensamiento subvertía o atentaba contra el Imperio Romano; Giordano Bruno fue asado vivo porque subvertía el oscurantismo científico de sus congéneres; Galileo fue amenazado de muerte porque subvertía los razonamientos liliputienses de los "astrónomos " que le rodeaban; Marx fue atacado y perseguido porque subvertía el orden económico-político en el siglo XIX.

Seria demasiado extenso enumerar a todos aquellos hombres celebres que en uno u otra forma han querido cambiar el rumbo de la historia. En este orden de Ideas, no exclusivamente podrían considerarse subversivos aquellos individuos que de una u otra manera luchan por un mundo más humano y más justo, sean o no, seguidores de las doctrinas marxistas. Los libertadores de América, Bolívar, San Martín, Artigas, lucharon contra sus colonizadores, y lo lograron, subvirtiendo así el orden establecido. Fueron verdaderos subversivos, revoltosos, revolucionarios, Comunistas se les diría hoy, "que intentan desvertebrar el régimen establecido". Las palabras también varían de significado según se tenga o no una determinada concepción política. Hoy no se les llama subversivos, se les denomina próceres, héroes o Libertadores. Con razón, se preguntaba el presidente del Honorable Tribunal Superior de Medellín, Dr. Juan Fernández Carrasquilla (4), ¿ qué te hubiera pasado a Simón Bolívar , juzgado en un consejo de guerra en la actualidad?. Y al Simón Bolívar que era el sedicioso, el revolucionario, el subversivo le debemos nada menos que la libertad política.

Sin embargo, no solo en el campo político se pueden subvertir las cosas, así ellas también tengan un contenido político. El orden lo subvirtieron genios como Beethoven, Mozart, Bach, Rachmaninoff, Los Beatles, entre otros muchos en el campo de la música, y en el presente el denominado travoltismo esta subvirtiendo las conciencias, costumbres y creencias de las juventudes nuestras. Genios como Miguel Ángel, Leonardo Da Vinci, Rafael, Van Gogh, Rembrant, Picasso, y muchos más en el panorama artístico de la pintura y la escultura han tenido la suficiente fuerza para subvertir el orden artístico reinante.

Cada cual según su época, subvirtiendo el orden a su modo acorde con unos designios previamente estigmatizados: Hitler creando gigantescos campos de concentración para exterminar a los judíos, Einstein buscando formulas adecuadas para escudriñar en los átomos el efecto mortífero de sus reacciones; Nietzsche auscultando en las ciencias filosóficas el camino que habría de conducir al superhombre; Freud, introduciéndose en las tenebrosas sombras del inconsciente y del subconsciente, queriendo con ello solucionar los conflictos endógenos del hombre contemporáneo; Cristian Barnard, subvirtiendo los corazones de sus pacientes, brindándoles la oportunidad de vivir aunque sea por unos minutos más.

Todos ellos , cuál mas, cual menos entre artistas, científicos, técnicos y políticos, han cambiado, trastornado, revuelto, desorganizado y creado nuevos status vivenciales para bien o para mal de la humanidad. Todos ellos, fueron, son y serán subversivos que atentaron o atentan contra el sistema vigente y que en cualquier momento fueron, pudieron ir o irán a cumplir con una sanción punitiva de orden legal cuando así decidan tildarlos caprichosamente los gobernantes de turno."

domingo, 7 de septiembre de 2008

SOPLANDO ANOMIA

*
LO QUE PUEDE VERSE

Y LO QUE SE ESCUCHA:










LO DEMAS ES INTUICIÓN, O


¿SERÁ EMPATÍA?


¿COMPRENSIÓN?





*