sábado, 15 de noviembre de 2008

CIRCULACIÓN DE LA AGUAMASA

.


MIENTRAS HAYA MARRANOS, POR LA PLATA BAILARAN LOS PERROS!



"Sabe qué "doctor", en este mundo solamente existen dos cosas: Dios y el Dinero y el dinero es Dios, y ¿sabe qué?, mientras haya marranos circulará la aguamasa" Afirmación de un interno en la Cárcel Judicial de Varones (La 40) de Pereira condenado por transportar heroína en su vientre con destino a Europa durante entrevista realizada el miércoles 16 de enero de 2002 por G. A. Gärtner para la investigación sobre Correos Humanos (Convenio Alma-Mater – Dirección Nal. De Estupefacientes)..



De la entrevista a ese joven que por motivo alguno no quiso ser objeto de aplicación del formato de encuesta, vino a la memoria el siguiente texto de El Capital de Carlos Marx, concretamente allí encontramos citas (Colón, Shakespeare, etc.) cuyo sentido indiscutiblemente subsume las expresiones y relatos del encuestado:




"Conforme se desarrolla la producción de mercancías, el productor necesita asegurarse el nervus rerum la "prenda social"."' Sus necesidades se renuevan incesantemente y exigen una compra incesante de mercancias ajenas, y la producción y venta de sus propias mercancías requieren tiempo y dependen de una serie de factores fortuitos. Para comprar sin vender tiene necesariamente que haber vendido antes sin comprar. Esta operación ejecutada sobre una escala general, parece contradecirse consigo misma. Sin embargo, en sus fuentes de producción los metales preciosos se cambian directamente por otros mercancías. Este cambio constituye una venta (por parte del poseedor (de las mercancías) sin compra (en lo que toca al poseedor del oro y la plata). (41) Ulteriores ventas no seguidas de compras sirven luego de agente a la distribución de los metales preciosos entre todos los poseedores de mercancías. De este modo, van surgiendo en todos los puntos del comercio tesoros de oro y plata en diversa proporción. Con la posibilidad de retener la mercancía como valor de cambio o el valor de cambio como mercancía, se despierta la codicia del oro. Al extenderse la circulación de mercancías, crece el poder del dinero, forma siempre presta y absolutamente social de la riqueza. "¡Cosa maravillosa es el oro! Quien tiene oro es dueño y señor de cuanto apetece. Con oro, hasta se hacen entrar las almas en el paraiso." (Colón, en carta escrita desde Jamaica en 1503). Como el dinero no lleva escrito en la frente lo que con él se compra, todo sea o no mercancía, se convierte en dinero. Todo se puede comprar y vender. La circulación es como una gran retoma social a la que se lanza todo, para salir de ella cristalizado en dinero. Y de esta alquimia no escapan ni los huesos de los santos ni otras res sacrosanctae extra commercium hominum mucho menos toscas. (42) Como en el dinero desaparecen todas las diferencias cualitativas de las mercancías, este radical nivelador borra, a su vez, todas las diferencias Pero, de suyo, el dinero es también una mercancía, un objeto material, que puéde convertirse en propiedad privada de cualquiera De este modo, el poder social se convierte en poder privado de un particular. Por eso, la sociedad antigua la denuncia como la moneda corrosiva de su orden económico y moral (44) La sociedad moderna, que ya en sus años de infancia saca a Plutón por los pelos de las entrañas de la tierra, (45) saluda en el áureo Grial la refulgente encarnación de su más genuino principio de vida.

La mercancía como valor de uso satisface una determinada necesidad y constituye un elemento específico de la riqueza material. En cambio, cl valor de la mercancía mide errado de su fuerza de atracción sobre todos los elementos de la riqueza material. Mide, por tanto, la riqueza social de su poseedor. A los ojos del poseedor bárbaramente candoroso de mercancías, aun a los ojos del campesino de la Europa occidental, el valor es inseparable de su forma, y por tanto el incremento del oro y de la plata atesorados representa, para él, un incremento de valor. Claro está que el valor del dinero cambia al cambiar su propio valor.





  • "Gracias a esta medida, mantienen tan bajo el nivel de precios de todos sus artículos y mercancías'. (Vanderlint, Money answers, etc. pp, 95 s.).




  • "El dinero es una prenda". (John Bellers, Essays about the poor Manufactires. Trade, Plantations, and Immorality Londres, 1699, p. 13.)





    • '' Las palabras textuales de Colón, en la carta citada aquí por Marx, son éstas: "El oro es excelentísimo: del oro se hace tesoro, y con él, quien lo tiene, hace cuanto quiere en el mundo, y llega a que echa las ánimas al paraíso" (M. Fernández de Navarrete, Colección de los viajes y descubrimientos, Biblioteca de Autores españoles -Madrid, 1954, t. I, p. 238 Ed.



  • La compra, en el sentido categórico de esta palabra, presupone ya el oro o la plata como forma transfigurada de la mercancía, o, lo que es lo mismo, como producto de una venta.
42. Enrique III, rey cristianísinio de Francia, despojó a los conventos, etc., de sus reliquias, para convertirlas en dinero. Y sabido es el papel que desempeñó en la historia de Grecia cl robo de los tesoros del templo de Delfos por los focios. Nadie ignora que en la antigüedad el dios de las mercancías moraba en los templos. Estos eran los "Bancos sagrados" de la época. Para los fenicios, pueblo comercial por excelencia, el dinero era 1a forma abstracta de todas las cosas. Era, pues, lógico que las doncellas que en las fiestas de la diosa del amor se entregaran a los hombres, ofrendasen a la diosa las monedas recibidas en pago.




43 ¿Oro? ¿Oro precioso, rojo, fascinante?
Con él, se torna blanco el negro y el feo hermoso,


virtuoso el malo, joven el viejo, valeroso el cobarde, noble el ruin
. . ¡Oh, dioses[ ¿Por qué es esto? ¿Por qué es esto, oh, dioses?
Y retira la almohada a quien yace enfermo;
Y aparta del altar al sacerdote;
Sí, este esclavo rojo ata y desata
Vínculos consagrados; bendice al maldito;
Hace amable la lepra; honra al ladrón
Y le da rango, pleitesía e influencia
En el consejo de los senadores;

conquista pretendientes
a la viuda anciana y encorvada:
. . ¡Oh, maldito metal,
Vil ramera de los hombres!
Shakespeare, Timón de Atenas..


45. Pues nada de cuanto impera en el mundo
Es tan funesto como el oro, que derriba
Y arruina a las ciudades y a los hombres,
Y envilece los corazones virtuosos,
Lanzándolos a los caminos del mal y del vicio;
El oro enseña al hombre la astucia y la perfidia


Y le hace volver, insolente, la espalda a los dioses.


(Sófocles, Antígona.)


"El avaro cree sacar al propio plutón del centro de la tierra"


(Althenaeus, Deipnosophistai.) "


¿Y para qué más?

ENTRE CATECISMO Y CATECISMO

.





EL REVOLUCIONARIO




"En todas las épocas, con diferentes excusas, se ha recurrido a ese cómodo precepto de que "el fin justifica los medios". El objetivo siempre es el mismo, aunque con diferente disfraz: el poder, en escenarios diversos: la guerra, los negocios, la religión; el impulso nace de la creencia de que se posee una verdad absoluta: un dogma. Lo que ha cambiado en nuestra época son los medios, su alcance, en la política. Por vez primera en la historia, la violencia, reservada sólo para el enemigo, se propuso usarla también contra miembros del mismo partido: la traición, la perfidia, la mentira, el chantaje y el crimen. No quiere esto decir que antes no se hubieran empleado así dichos medios, pero jamás se postularon de manera abierta como un programa de acción. Es la violencia dentro de la violencia, expuesta en "El catecismo del revolucionario", del ruso Sergei Nechaev, muerto en 1882 en la cárcel Petropawlouski, en San Petersburgo." (http://www.autentico.org/ripoll.php)




"- 1) El revolucionario es un hombre en principio ya condenado. No puede tener ni intereses particulares, ni asuntos privados, ni sentimientos, ni amistades, ni pertenencias, ni siquiera un nombre. Todo lo somete a un solo interés con exclusión de otro, a un pensamiento único, a una pasión: la revolución.
2) En el fondo de su ser, no solamente en palabras, sino en actos, rompe todo nexo con el orden público, con el mundo civilizado, con las leyes, con las convenciones sociales y las reglas morales. El revolucionario es un implacable enemigo de ese mundo, y continúa viviendo en él con el único propósito de destruirlo.
3) El revolucionario... no conoce más que una ciencia, la ciencia de la destrucción... Su fin no es más que la destrucción más rápida del inmundo régimen al que se opone.
4) El revolucionario detesta la opinión pública. Desprecia la moral actual de la sociedad en todas sus formas y manifestaciones. Para un revolucionario es moral todo lo que contribuye al triunfo de la revolución, y es inmoral y criminal todo lo que la detiene.
5) El revolucionario es un hombre perdido, sin piedad ante el Estado y ante la sociedad instruida... Entre él, de una parte, y el Estado y la sociedad, de la otra, existe una guerra, visible o invisible, pero permanente e implacable: una guerra a vida o muerte. El revolucionario debe aprender a resistir la tortura.
6) Severo consigo mismo, debe de ser igualmente duro con los otros. Todos los sentimientos tiernos que afeminan, como los lazos paternos, la amistad, el amor, la gratitud, el honor mismo, deben sustituirse por la fría y única pasión de la causa revolucionaria. Para él no hay más que una sola alegría, un solo consuelo, una sola recompensa y satisfacción: el triunfo de la revolución. Noche y día no debe tener más que un pensamiento, un solo objetivo: la destrucción sin piedad. Aspirando fría e infatigablemente a ese fin, tiene que estar dispuesto a perecer y a destruir con sus propias manos todo lo que demore el triunfo revolucionario.
7) Su verdadera naturaleza debe excluir todo romanticismo, toda sensibilidad, entusiasmo o deseo. Ella excluye hasta el odio y las venganzas personales. La pasión revolucionaria llega a ser en él una segunda naturaleza, y en cada instante debe estar ligada a un cálculo frío. En todas partes y siempre no debe seguir sus inclinaciónes sino todo lo que es de interés general para la revolución.


II.- 8) Sólo el que ha probado con actos que es un revolucionario como él, puede llegar a ser su amigo y camarada. El grado de amistad y de devoción estará determinado únicamente por el grado de utilidad en favor de la causa de la revolución real y destructiva". [...]
11) Cuando cae un camarada, el revolucionario, al decidir si lo salva, no debe tomar en consideración sus sentimientos personales, sino nada más que el beneficio de la causa de la revolución. [...]


"III.- 13) El revolucionario no se introduce en el mundo político y social, en el mundo que se dice instruido, ni vive en él sino con la fe de su más completa y pronta destrucción. No es un revolucionario si tiene compasión de algo en ese mundo. Él debe poder destruir las situaciones, las relaciones y las personas que pertenecen a ese mundo... No es un revolucionario si algo le detiene la mano. [...]
14) Con el propósito de la destrucción sin piedad, el revolucionario puede, y con frecuencia debe, vivir una vida normal en sociedad, simulando ser lo que no es. El revolucionario tiene que penetrarlo todo, en todas las clases sociales. [...]
15) Esa sociedad inmunda debe ser dividida en varias categorías. La primera está formada por los que sin demora están condenados a muerte. [...]
16) En la preparación de esa lista, y la que después sigue, el revolucionario no debe guiarse por la maldad de la persona, ni por el odio que se le tenga. La maldad y el odio pueden en parte y de manera temporal ser útiles para excitar la revolución popular. Uno debe guiarse por la cantidad de beneficios que le traiga a la causa revolucionaria su muerte. De esta manera uno debe destruir primero a los que dañan la causa, y cuya muerte inmediata y violenta puede generar miedo en el gobierno que así queda privado de una figura enérgica e inteligente.
17) La segunda categoría debe incluir a aquellos individuos a los que se les concede vivir de manera provisional a fin de que con sus actos monstruosos empujen al pueblo a una rebelión. [...]


IV.- 22) La Asociación [revolucionaria] no tiene otro objetivo que la completa liberación y felicidad del pueblo, de la clase trabajadora. Pero con el convencimiento de que esa liberación y el logro de esa felicidad no son posibles más que por medio de una revolución popular que tiene que destruirlo todo, la Asociación se dedicará con todas sus fuerzas y recursos a desarrollar y extender las desgracias y los males que deben agotar la paciencia del pueblo a fin de empujarlo a un levantamiento popular. [...]
23) Por "revolución popular" no entiende la Asociación un movimiento reglamentado y según el modelo clásico de Occidente... La única revolución que puede salvar al pueblo es la que destruya radicalmente el Estado y que suprima todas las tradiciones y estructuras estatales que operan en la sociedad clasista de Rusia. [...]
24) Nuestra misión es la destrucción terrible, general, sin piedad y sin contemplaciones (del Estado y de la sociedad). [...]
25) Por lo tanto, para acercarnos al pueblo, debemos unirnos a ese segmento de la población (que ha sufrido) de la aristocracia, la burocracia, el clero; contra los comerciantes, los latifundistas y los campesinos ricos y explotadores. Debemos unirnos al atrevido mundo de los delincuentes, los únicos auténticos revolucionarios en Rusia..."




QUE LOS HAY LOS HAY … Y EL SISTEMA APOYADO EN EL PADRE ASTETE LOS GENERA Y ALIMENTA.







ATERCIOPELADOS

.

CANTO EN TORNO A LAS PIRAMIDES

Untados


"En el país del sagrado corazón
a nadie se le puede dar absolución
cuando el billete es emperador
ya no hay decencia que valga no hay honor
la horrible ley de la selva de cemento
supervivencia para el más violento
honor y escrúpulos son un invento
de un pasado lejano polvoriento

Coro
todos estamos untados
todos estamos involucrados
todos estamos armados
queremos harto billete de contado

Aquí no quedan inocentes
todos aquí somos delincuentes
los hay de muchos pelambres y colores
de cuello blanco
esos son los peores
aquí política es sinónimo de robo
millonarios sueldos y papayas de oro
animal social como leones
es la presa riqueza somos depredadores

Coro


todos estamos untados….. "




¿premonitorios? …

untados hasta ...



PARA PENSAR PENSAMIENTOS

.
"The machinery of war now stands silent,
reminding us that the day of discrimination
- and division among people - must end."



Vale la pena detenerse en la contemplación de la obra de Lynette Cook:

http://extrasolar.spaceart.org/historic.html

Tiempo atrás, un domingo 12 de febrero de 2006, al leer una noticia de Deborah Zabarenko (Reuters, Washington) acerca de una "Artista espacial de EEUU (que) pinta un mundo que nadie ha visto" pude acercarme a la obra pictórica de Lynette Cook.

Luego de deleitarme contemplando sus imágenes y visiones del espacio y del mundo botánico, llamó especialmente mi atención el enlace a la historia y una vez en ese sitio la imagen titulada "silencio" generó el deseo aquí materializado de compartir con Uds. e invitarles –si no lo han hecho ya- a deleitarse y, valga la expresión, a expandir la conciencia J estimulados por lo que allí encontramos.



domingo, 9 de noviembre de 2008

OBAMA: EUFORIA METODICA





.



Querido diario, luego de pasar por youtube provocado por un correo de CLW y de identificar el sitio:



ZEITGEIST



fuí sorprendido por el concepto SICARIOS ECONÓMICOS, capturado y apropiado por y del documento Zeitgeist Addendum (español) del cual comparto el siguiente "recorte":




video





la efuria inicial por el cambio de Bush a Obama tornose metódica y vino a mi testa preguntar:





¿TIMONEARÁ EL SISTEMA



O, EL SISTEMA LO TIMONEARÁ?



¿QUÉ HA CAMBIADO Y QUÉ PUEDE CAMBIAR EN EL DOMINIO DE LAS GRANDES CORPORACIONES?




LA SUSTANCIA DE LA DOMINACIÓN IMPERIALISTA, ¿SE HA DESCOMPUESTO?



¿Las generaciones del próximo milenio, digitarán: a.d.o / d.d.o?



antes de ...



después de ...



Ojalá no ocurra aquello que el imperio aunque se vista de Obama, imperio se queda!. Querido diario, que no tenga fundamento mi suspicacia!.

NO HA PASADO

.




NADA

NIHIL IN ...