domingo, 3 de mayo de 2009

LOS DISPARATES QUE MATAN

*


La estulticia devenida en política de estado






Al terminar abril recibí la solicitud de un amigo para apoyar la iniciativa de un Colega para demandar la ridicula campaña LA MATA QUE MATA. El apoyo consistiría en información científica, médica, sobre "nocividad antológica (sic), o per se..." de las plantas marihuana, coca, amapola con miras entre otras cosas a desvirtuar la estigmatización que personalmente no dudaría en llamar "animista" y que ha arraigado en la conciencia de no pocos colombianos.




Entusiasmado por los propósitos compartidos lo primero que se vino a mi cabeza fué el artículo recientemente leido en el diario La Tarde y que comparto lineas más adelante, pero de inmediato saltaron a la esfera de la conciencia otras lecturas y entre ellas muchas que pasan los linderos de lo para muchos oculto y prohibido.










Asi fueron acumulándose en mi mente pegotes para intentar dar una respuesta al amigo y se dieron conexiones inpensables para un espíritu bien aconductado (domesticado) pero y no siendo este el caso "revelo" una de esas raras conexiones que cada quien sabrá desentrañar de la cuestión: Si se pone termino a la guerra contra el mundo vegetal presentada como guerra contra las drogas: ¿de qué se nutrirá como objetivo la maquinaria bélica tutelada por el tio Sam?.



¿Cómo enfrentar la campaña NO SIEMBRES LA MATA QUE MATA sin "lesionar" o "ofender" la integridad de los guardianes de la seguridad hemisférica?



¿Argumentarán los Magistrados que conozcan de la demanda que la mentira deja de ser tal cuando se emplea para afirmar y defender valores supremos que comprometen la seguridad de la comunidad américana?



No lograba encontrar el artículo de Eduardo Gonzalez cuando se atrevesó la oportunidad de ver la pelicula Across the Universe y ... cuando llegué a las siguientes escenas:








video







en este desorden dominical no solamente me acordé de Brecht y su escrito sobre la sentencia "Dulce y decoroso es morir por la patria", sino que pensé en la llamada Guerra a las Drogas y la pregunta por lo que podría afectarse el mundo si tuviese fin dicha guerra se convirtió en un incentivo para buscar con mayor atención el artículo de La Tarde y fué así como pude "atraparlo" (escanearlo) y al copiarlo a continuación me libero de seguir por la senda que la relación guerra-droga me estaba tentando:




La mata que mata
EDUARDO GONZALEZ VILLEGAS

Una voz infantil que utiliza un tono plañidero le habla al oyente o al televidente para suplicarle que no cultive la mata que mata. Su discurso asegura que si se abstiene, el mundo será mejor, el campo será el paraíso, la sonrisa vivirá de forma permanente en los rostros y el cultivador ira por el mundo con la frente en alto y las manos limpias. Curiosamente, en la versión de dibujos animados quien cultiva la mata que mata no es un don Mario ni un Macaco ni un Mancuso ni un Jojoy, sino un simple campesino. Es decir, el eslabón mas débil y vulnerable de una cadena en la que los verdaderos cultivadores son poderosos señores que mueven el negocio desde la clandestinidad.

La mata que mata del mensaje gubernamental no es una sino tres.

Debería hablar, entonces, de las matas que matan. Pero bueno, eso son minucias del lenguaje. Y esas ma­tas dizque son la coca, la marihuana y la amapola, especies vegetales que en rigor científico no matan.

Si mataran. los indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta y los campesinos bolivianos se habrían extinguido hace años, porque cultivan y mascan coca desde los tiempos de Upa, cuando no es que se la están tomando en bebidas como el té y los refrescos. Ni la marihuana, ni la coca, ni la amapola matan. Es la droga que de ellas se saca la que puede llevar a la muerte de los consumidores. Y son los negocios que hay alrededor de una actividad prohibida y muy ren­table (por prohibida), los que dejan el reguero de muertos por venganza, traiciones, "tumbis" y malos manejos entre delincuentes.

Es esa condición de ilegalidad de la droga la que mata. No la mata.

No las matas. Es más, si nos atenemos a la lógica del mensaje con el que ahora nos bombardean desde todos los medios, hay matas que producen muchos, pero muchos más muertos que la misma droga. Y son matas legalizadas. El tabaco, por ejemplo. Es una mata. ¡Y vaya si mata!. Las muertes por el cigarrillo se cuentan por millones en todo el mundo. Muertes que se deben a una mata que si mata y que no podrán ser disminuidas a menos que los gobiernos decidan enfrentarse al poder corruptor y casi ilimitado de las tabacaleras multinacionales, que son capaces de comprar conciencias y votos para frenar legislaciones que les sean contrarias a sus intereses económicos.

Y siguiendo con la extraña lógica del comercial, esta también esa otra dulce mata que también mata: la caña de azúcar, de la que se fabrica ron y aguardien­te, licores que causan decenas de miles de muertos por accidentes de tránsito, intoxicación etílica, violencia intrafamiliar, peleas entre borrachitos y crímenes pasionales.

Aunque, con el mismo rigor científico a nadie se le ocurriría decir que el tabaco o la cana en si mismas matan. Matan sus derivados, tal y como ocurre con las otras. iCual es la diferencia, entonces? Que aquellas dan origen a drogas legalizadas, mientras que de estas se procesan productos rotulados como ilegales. Tabaquismo y alcoholismo son vistos como problemas de salud publica. Drogadicción, en cambio, lo manejan como asunto de policía y no hacen más. Salvo poner voces de niños a suplicar que los campesinos no cultiven la mata que mata.

Que no es una, sino tres. O mejor todavía, cinco: La coca, la amapola, la marihuana, la caña y el tabaco.








OTRO DISPARATE:


La gripa porcina es la mayor amenaza del momento para la humanidad.


"Para que tengamos una idea del éxito de esta Superproducción Cinematográfica, es que con menos de diez muertos la OMS declaró la Pandemia en ¡¡¡Nivel Cinco de un total de seis!!! Pero sin embargo no se declara la verdadera Pandemia que amenaza a los pobres del planeta:


Cada minuto muere un niño por SIDA


Cada 5 minutos muere un niño por falta de atención médica


Cada 8 segundos muere un niño por agua contaminada


Cada 3 segundos muere un niño por hambre y desnutrición


Cada segundo muere un bebé recién nacido por falta de atención médica; y de los sobrevivientes: dos millones de niños mueren por problemas neonatales, 1,6 millones por diarreas y 1,4 millones por neumonías, lo que significa que cada año 11 millones de jóvenes mueren antes de la pubertad


Cada minuto muere una mujer embarazada por falta de atención médica; y cada año 530 mil mujeres embarazadas mueren por desnutrición.


Cada año hay 133 millones de nuevos nacimientos en el mundo, de los cuales 14 millones son nacimientos prematuros, 4 millones con malformaciones congénitas y 13 millones mueren por falta de incubadora.


100 millones de niños son explotados en la prostitución infantil


El 32 % de las niñas menores de 15 años son embarazadas, de cuyos nacimientos el 55 % surgen los futuros delincuentes de la sociedad


177 millones de niños sufren retraso en su crecimiento por desnutrición y 2 de cada 7 niños sufren retardo mental por desnutrición


El 80 % de toda la sangre para las transfusiones que se comercializan en el planeta son vendidas por los pobres a 10 centavos de dólar el litro


Anualmente se realizan 200 mil trasplantes de riñón, 100 mil de corazón, 1 millón de corneas, 300 mil médulas, 5 mil hígados, 2 millones de piel y 100 mil de pulmones; cuyos órganos en un 90 % provienes de los países pobres, donde el imperio económico instala hospitales "gratuitos" para extraerlos de los pobres los órganos que demandan las clínicas privadas del planeta


El 70 % de los órganos trasplantados a los niños ricos del mundo les fueron extraídos a los niños pobres que son secuestrados en Brasil, Nigeria y México


Que la televisión, con su programación de sexo y violencia, es la causante del 75 % de la delincuencia juvenil y la violencia sexual"...


Termina este domingo y no pude pulir una respuesta, pero creo que con los pegotes anteriores surgen nuevas preguntas y se aumentan las ganas de seguir actuando y cumplir nuestra función en los campos de la educación y la producción de conocimiento.


Ver artículo completo en:


http://www.rebelion.org/noticia.php?id=84704


***


EL GRAN DISPARATE CONVERTIDO EN POLÍTICA DE ESTADO




UN ATENTADO CONTRA EL PREAMBULO DE LA CONSTITUCIÓN QUE CONSAGRA AL CONOCIMIENTO COMO UNO DE LOS ELEMENTOS QUE OBLIGAN LA ACCIÓN DEL ESTADO.






La mata que mata:
















No hay comentarios: