sábado, 1 de marzo de 2008

ETICA Y GUERRA

*


"Luché por deber, pero sin fiereza; y cuando tocome vencer al adversario, lo levanté del polvo del combate para abrazarle como hermano!" (Gr. Sergio Camargo)

*












EL CONTEXTO

(ver video en YouTube)

(video en YouTube)
*
A) ¿ES INEVITABLE EL USO DE LA FUERZA?

De especial utilidad las siguientes explicaciones escritas por el sociólogo VILFREDO PARETO:
"EL USO DE LA FUERZA EN LA SOCIEDAD

"Es evidente que si la necesidad de uniformidad fuera en cada individuo, tan poderosa que impidiera que ni uno sólo de esto individuos se apartase en modo alguno de las uniformidades subsistentes en la sociedad en que se vive, esta no tendría motivos internos de disolución; pero tampoco los tendría de cambio, bien por la vía del aumento, bien por una disminución de la utilidad de los individuos o de la sociedad. Al contrario, si faltase la necesidad de uniformidad, la sociedad no subsistiría, y cada individuo iría por su cuenta, como hacen los grandes felinos, las aves de presa y otros animales. Las sociedades que subsisten y que cambian tienen, pues, un estado intermedio entre estos dos extremos.

Se puede concebir una sociedad homogénea en la que la necesidad de uniformidad sea la misma en todos los individuos y corresponda al estado intermedio al que acabamos de referirnos; pero la observación demuestra que no es este el caso de las sociedades humanas. Estas son esencialmente heterogéneas, y dicho estado intermedio se tiene porque en ciertos individuos la necesidad de uniformidad es muy grande, en otros mediano, en otros muy pequeño y puede faltar en algunos casi por completo. La media se encuentra no en cada individuo, sino en la colectividad de todos estos individuos. Se puede añadir, como dato de hecho, que el número de los individuos en que es más grande la necesidad de uniformidad de lo que corresponde al estado intermedio de la sociedad supera con mucho al número de aquellos en que esta necesidad es más pequeña, y en muchísimo al número de aquellos en que falta por completo.

El problema de si se debe o no, de si es beneficioso o no usar la fuerza en la sociedad, no tiene sentido, puesto que la fuerza se usa tanto por parte de quien quiere conservar ciertas uniformidades como por parte de quien quiere transgredirlas, y la violencia de estos se opone, contrasta, con la violencia de aquellos.....

Tampoco tiene mucho sentido el problema de si beneficia a la sociedad que se use la fuerza para imponer las uniformidades existentes, o bien si beneficia que se use para transgredirlas, puesto que es necesario distinguir entre las diversas uniformidades y ver cuáles son útiles y cuáles nocivas para la sociedad. Y, a decir verdad, ni siquiera esto basta, puesto que es preciso asimismo examinar si la utilidad de la uniformidad es tanta que compense el daño del uso de la fuerza para imponerla o si el daño de la uniformidad es tan grande que supera a los daños del uso de la fuerza para destruirla; y entre estos daños, no se debe olvidar el daño gravísimo de la anarquía, que sería consecuencia de un uso frecuente de la fuerza para eliminar las uniformidades existentes, del mismo modo que, entre las utilidades de mantener incluso las nocivas se debe contar el dar fuerza y estabilidad a la organización social. Por consiguiente, para resolver la cuestión del uso de la fuerza, no basta resolver la cuestión de la utilidad en general de ciertas ordenaciones, sino que es preciso, también y principalmente, hacer el cómputo de todas las utilidades y de todos los daños, asi directos como indirectos. Tal vía lleva a la solución de un problema científico, pero puede ser, y efectivamente es a menudo , diversa de la que lleva a un aumento de la utilidad de la sociedad. Por consiguiente, es beneficioso que la sigan aquellos que tiene solo que resolver un problema científico, o bien, pero solo en parte, ciertas personas de la clase dirigente; mientras que, por el contrario, para la utilidad social, es beneficioso a menudo que aquellos que están en la clase dirigida y que tienen que actuar acepten, según los casos, uno de las dos teologías (teleologias?), es decir, aquella que impone mantener las uniformidades existentes o la que persuade de que hay que cambiarlas."

Frente a este primer supuesto, corroborado por los desarrollos históricos hasta el presente, surge un interrogante:

B) ¿ES EL CONFLICTO ARMADO UNA REALIDAD INELUDIBLE EN EL PRESENTE Y TAMBIEN HACIA EL FUTURO?

El sociólogo ya citado, desde comienzos de siglo pudo entrever esa posibilidad:

"La violencia legal es efecto de las normas existentes en una sociedad, y, en general, su uso es de mayor utilidad, o de menor daño, que el uso de la violencia privada, que aspira a subvertir estas normas. Obsérvese que los huelguistas podrían responder, como de hecho responden a veces, que usan la violencia ilegal porque les está cerrada la vía para usar la legal. Si la ley, con la violencia legal, obligase a los otros a darles cuanto piden, no tendrían necesidad de recurrir a la violencia ilegal. Esto mismo se puede repetir en muchos otros casos. Quien usa la violencia ilegal no desea nada mejor que poderla transformar en legal." ( Pareto, Vilfredo. Forma y equilibrio sociales. Revista de Occidente. Madrid 1966, pag.132)


C) ¿QUIEN HACE LA GUERRA? - ETICA EN Y FRENTE AL CONFLICTO ARMADO

Uno de los libros más populares acerca de LA ETICA es tal vez el de Fernando Savater "Etica para Amador". En el texto, publicado por Editorial Ariel, se puede leer un pasaje que he considerado apropiado para este tema:

1. EL MILITAR UN SER RESPONSABLE (SUJETO ETICO)

Reproduzco textualmente del libro citado:
"Voy a contarte un caso dramático. Ya conoces a las termitas, esas hormigas blancas que en Africa levantan impresionantes hormigueros de varios metros de alto y duros como la piedra. Dado que el cuerpo de las termitas es blando, por carecer de la coraza quitinosa que protege a otros insectos, el hormiguero le sirve de caparazón colectivo contra ciertas hormigas enemigas, mejor armadas que ellas. Pero a veces uno de esos hormigueros se derrumba, por culpa de una riada o de un elefante (a los elefantes les gusta rascarse los flancos contra los termiteros, qué le vamos a hacer) En seguida, las termitas-obrero se ponen a trabajar para reconstruir su dañada fortaleza , a toda prisa. Y las grandes hormigas enemigas se lanzan al asalto. Las termitas soldado salen a defender a su tribu e intentan detener a las enemigas. Como ni por tamaño ni por armamento pueden competir con ellas, se cuelgan de las asaltantes intentando frenar todo lo posible su marcha, mientras las feroces mandíbulas de sus asaltantes las van despedazando. Las obreras trabajan con celeridad y se ocupan de cerrar otra vez el termitero derruido ... pero lo cierran dejando fuera a las pobres y heroicas termitas-soldado, que sacrifican sus vidas por la seguridad de las demás. ¿No merecen acaso una medalla, por lo menos? ¿No es justo decir que son valientes?"

A continuación Savater presenta el caso de Héctor (troyano que se enfrenta a Aquiles) y pregunta: ¿No hace Hector, a fin de cuentas, lo mismo que cualquiera de las termitas anónimas? ¿Cuál es la diferencia entre un caso y otro?

La respuesta de Savater es clara: A diferencia de las termitas, Héctor es libre. Siguiendo esa línea de pensamiento puede concluirse y coincider en afirmar que el guerrero es un SER HUMANO LIBRE Y RESPONSABLE.

"Los hombres que se enfrentan con las armas en combate abierto no dejan de ser por ello seres morales, responsables los unos frente a los otros y frente a Dios"
Código de Lieber[4], artículo 15


D) ¿ES POSIBLE UNA HUMANIZACION DE LA GUERRA?

LA ACTITUD HUMANA EN LA GUERRA A TRAVES DE LA HISTORIA
(ETICAS EN, PARA Y FRENTE LA GUERRA Y EL "ENEMIGO")

ACLARACION :La dificultad del objeto y la fragilidad de nuestra argumentación:

Cito a Clausewitz:

"las relaciones de las cosas materiales son todas muy sencillas, más dificil es la comprensión de las fuerzas espirituales que se ponen en juego." (Clausewitz. Vom Kriege. Pag.148-163)

3 comentarios:

DIANA MILENA HERNÁNDEZ PÉREZ dijo...

Guerra ética", "guerra humanitaria", "guerra en defensa de los derechos humanos": estas son connotaciones y justificaciones directamente morales que hacen que la guerra sea una causa justificable, pero toda guerra cualquiera que sea su causa o sus ideales, es perversa porque viola el mandamiento de la ética natural: "no matarás". Pero se presentan problemas: Cuando un país es agredido por otro, o cuando una persona es vulnerada por otra y la justicia no le reconoce a la persona agredida sus derechos…sin embargo, desde mi punto de vista ninguna guerra es justificable ni aceptables, pero desgraciadamente a través de la historia nuestros antepasados nos han mostrado otro panorama totalmente diferente, en el cual, nos indican que la guerra es la herramienta más factible para luchar y defender los ideales de todo un pueblo, pero en que momento las guerra dejaron ser dirigidas hacia la defensa de derechos y soberanías para convertirse en guerra por ideales banales?

Hoy en día se lucha por el poder, por dinero, por venganza, por delincuencia, por envidia, por corrupción, y por muchos otras cosas que no benefician sino a unos pocos, son ideales individuales porque los ideales particulares pasaron a un ultimo plano y hoy ya, las personas dejaron de pensar en el prójimo para pensar solo en ellos mismo…el egoísmo reina y la guerra aumenta mientras la pobreza, el hambre y la muerte se desbordan en cifras.

Las guerras son consciencias de la intolerancia de unos pocos, en donde la peor parte, se la lleva la gente del pueblo, la gente civil inocente y ajena al conflicto. Y hoy me pregunto donde quedo la ética?...el conjunto de normas morales que rigen la conducta humana han desaparecido o tienden a desaparecer? … en donde quedaron todas esta normas que nos hacían seres íntegros y dignos?... creo que la guerra poseen un serie de elementos perjudiciales para cualquier sociedad, pero el único elemento que no contiene es la ética, la guerra aplasto a la ética en su totalidad, ahora se mata y se vulneran los derechos de una persona cada segundo del día, hasta hoy nos damos el lujo de decir, que algunas personas tienen licencia para matar…porque condenamos a unas personas por matar y aplaudimos a otras por lo mismo… acaso ambas no están violando la ética moral… definitivamente vamos del caos a la hecatombe y solo se me pasa por la cabeza una pequeña reflexión que alguna vez leí:

"La guerra no es solución para ningún problema. Debemos buscar un nuevo paradigma, a la luz de Gandhi y de Luther King Jr., si no queremos destruirnos: la paz como meta y como método. Si quieres la paz, prepara la paz".

Pero también como pretendemos lograr la paz y la evasión de las guerras, mientras en algunos países es cultura innata y los niños son educados para estos fines…vivimos en un planeta lleno de culturas, costumbres, paradigmas, difíciles de abandonar cuando son inculcados desde su cultura y educación primaria…entonces, a dónde vamos a parar si no detenemos las guerra y volvemos a comportarnos de forma ética?

Cesar Garcìa dijo...

La guerra ha sido desde los principios de la historia, un enlace entre la evolución y el desarrollo de las artes combatientes, sería excelente imaginar una guerra donde los combates fueran mas bien debates, no hubiesen huérfanos, no hubiesen muertos, ni heridos ni hambre ni enfermedades ni desplazamiento, pero esto es algo difícil de pensar ya que si se esta hablando bajo los términos de guerra se esta hablando de todo lo anterior como punto fuerte.
Hay gente que afirma en sus comentarios que sin guerra no existiría la paz, pero la pregunta es, bueno y que es la paz?, será que en algún momento de la existencia habrá existido la paz?? Considero que es complicado pensarlo, ya que por el solo hecho de ser animales, tenemos instintos, estos instintos nos llevan a defender lo nuestro, nuestro territorio, o lo que no es querido y mas aún cuando se esta atentando contra nuestra supervivencia en este mundo.
Tomando en cuenta que desde las comunidades primitivas existen combates por comida, por territorio o solo por esa supervivencia, es necesario revisar en que ha cambiado las condiciones de estos combates hasta a hora?
Pues bien, los combates y los conflictos tienen otras connotaciones pero se puede concluir que los fines son los mismos??? Será que a través de la historia las guerras han tenido un mismo fin?? Bueno a parte de eso es preciso tener muy en cuenta si los actores de los conflictos tienen las mismas características a través de la historia, ya que como se mencionaba anteriormente los actores antes de ser héroes, o guerreros se debería tener en cuenta el por que están allí haciendo parte de la guerra y el por que están en alguna de las partes del conflicto.
Será necesaria la guerra? Pero entonces será necesaria también la violencia? Será aún mas importante tener ideales claros y defenderlos? Será importante tener al mendo a desconocidos con intensiones aún mas desconocidas y que tomen decisiones por otros? O será preciso permanecer al margen de la guerra y ver como se convierten tantos sueños y vidas enteras de personas como nosotros en almas en pena divagando en un mar de hechos lamentables y que al final no hay responsables??
Estas pueden ser preguntas sin respuesta, pero considero que independiente de las condiciones que se tengan en las guerras, lo importante es tener claros los ideales y el por que estar en determinado conflicto, de no tener esto claro y bien definido sin depender de otras personas para cultivar un pensamiento propio, lo que se puede esperar es convertirse en carne de cañón y RECORDADO COMO UN HEROE, COMO UN GUERRERO, COMO UN VALIENTE pero eso de que nos sirve ser RECORDAOS ?? si al igual que yo vendrán otros más a cumplir con mi mismo cometido y también serán RECORDADOS ????? Mientras los verdaderos dueños de los ideales y de las propuestas siguen arriba en un trono intocable planeando el destino de los MUÑEQUITOS DEL JUEGO.

ALEXANDRA ALARCON P dijo...

La Guerra, es importante recordar que desde el principio de nuestra vida, ha impactado, la lucha por la superviviencia, por el poder, por la vida misma, es triste recorrer toda la vida y es triste pensar que la guerra en nuestro país nació hace poco, no podemos tapar el sol con un dedo y negar que siempre ha existido. Además siempre ha existido y existirán personas o grupos que van en contra de los principios y las normas, las cuales recurren a la violencia y a actos sanguinarios, pensando solamente en el bien propio, escudados en filosofías participativas, pero al final siempre buscando tener el poder, y utilizando personas humildes que solo necesitan cubrir sus necesidades, personas que no tienen la oportunidad de trabajar legalmente, y ven que la vida les cierra las puertas a vivir dignamente, resultando involucradas en temas de ilegalidad, de guerrilla, paramilitarismo, narcotráfico entre otros, los cuales van a redundar en generar más y más violencia. Violencia que nace además desde los mismos hogares, donde la intolerancia, la falta de cultura y de educación juegan un papel importante en la vida de cada colombiano. Ejemplo claro los soldados que sirven de escudo y de carnada en todo el sistema, soldados que viven, sienten y tienen que suplir necesidades y sueños, soldados que tienen que cumplir ordenes que en muchos casos son desafiantes a todo el sistema y que van en contra del tema de la legalidad y de los derechos humanos. Derechos que son borrados de las mentes de estas personas.
Es momento de ver y sentir nuestro país, de acabar la guerra fría, generemos momentos de verdad, generemos soluciones a este conflicto armado y social, generemos conciencia desde el gobierno, generemos paz; “la paz”, aunque suene refrán, se puede lograr, involucrando las clases menos favorecidas en temas de responsabilidad social, donde la vida social y política busque la participación ciudadana y no el beneficio de unos pocos. Recordemos la mayoría somos victimas de este conflicto aportemos cambios positivos. No acabemos ni destruyamos el futuro que cada día se deteriora más.