jueves, 12 de febrero de 2009

CARTA CON DIRECCIÓN PERO A DESTIEMPO

.





LA MISMA CARTA AL MISMO DESTINATARIO PERO TAL VEZ AHORA SI, EN EL TIEMPO OPORTUNO



Colonia, agosto 13 de 1990


Señor Dr. Cesar Gaviria Trujillo

Presidente de la República de Colombia
Palacio de Nariño
Bogotá D. E

Para qué repetir la historia


Muy respetado Señor Presidente.

Como ciudadano paisano y como amigo quiero felicitarle y desearle un camino de éxitos en bien de Colombia al tiempo que compartir con Ud. algunas reflexiones sobre lo que Ud mismo ha definido como el más grande reto para su gobierno: la GUERRA CONTRA EL NARCOTRÁFICO.

Estas reflexiones surgen de vivencias propias y del conocimiento y amor por mi país. Ellas han sido ahora estimuladas con la lectura de un estudio patrocinado en el momento de su elaboración por el entonces Ministro del Interior (Bundesminister des Innern) Gerhart Rudolf Baum, y por Antje Rubor (Bundesminister für Jugend, Familia und Gesundheit) y el cual fue publicado en tres tomos bajo el titulo RAUSCH UND REALITÄT por Gisela Völger y Karin von Nelclc (Rowohlt, 1982)

Acerca de la extinción de los dinosaurios han sido muchas las historias escuchadas pero la que más me ha llamado la atención es la leíble en el precitado estudio afirmando que los tales "animalitos" desaparecieron de la superficie de la tierra en virtud de su incapacidad de asimilar los alcaloides desarrollados en el mundo vegetal. El que sus restos fósiles hayan sido encontrados en posiciones deformadas, así como la constatación del crecimiento del hipotálamo (señal de stress) constituyen indicios de envenenamiento por alcaloides.

Este "cuento" o realidad me ha llevado a pensar que en verdad sería tan triste como tonto el que nuestra sociedad corriese la misma suerte de los dinosaurios por no haber sido capaz de asimilar este asunto de los alcaloides y en general de loa estimulantes extraídos y/o derivados del mundo vegetal.

En este momento de cambios importantes en las diferentes sociedades y diversas culturas, sería interesante o por lo menos conveniente, revisar ciertos comportamientos que parecen fundamentar la tesis de que la historia de la humanidad ha sido, no la historia de la lucha de clases sino más bien la historia de la lucha contra el mundo vegetal y sus derivados. Ayer fue contra el tabaco, luego contra el café y hoy contra la marihuana y la coca.

Miremos hacia atrás y encontremos antecedentes a la guerra contra las drogas extractadas y/o proporcionadas por el que nos enseñaron en la escuela como "segundo reino" (vegetal).

Fue Jacobo I (1603 1625) Rey de Inglaterra quien con su guerra contra el tabaco, libró una de las más importantes campañas antidroga en la historia humana. En Rusia, en Turquía, China y Japón, fueron implantadas la prisión, la tortura y la pena de muerte, todo para impedir el fumar. Inclusive llegó a proferirse una bula papal para mantener al clero alejado del hábito de fumar. Y así como contra el tabaco, en el mundo islámico cantidad de ilustrados moslems, calificaron al Café como veneno embriagante y producto nocivo para la salud que estaría prohibido por el Corán. En Turquía fue implantada, en el siglo XVII, la pena de muerte para quien poseyera a visitara una "casa de café" (hoy diríamos cafetería). En Inglaterra, las penas fueron menos estrictas, pera no menos frecuentes fueron las controversias sobre las casas expendedoras de café La mayoría de los enemigos de estas drogas, resaltaba los efectos nocivos de las mismas y cuestionaban su utilidad médica, pero en realidad era otros intereses, en primera línea los económicas, los más importantes en esta lucha.

En efecto el más agudo conflicto en torno al tabaco tuvo lugar en Inglaterra al comenzar el siglo XVII. Tema principal en esta controversia era que el tabaco socavaba las fuerzas morales y económicas del país. En un comienzo, el tabaco era así de costoso que se pesaba en plata. Este alto precio, sin embargo, no asustaba a las gentes pudientes para procurarse el tabaco. Inclusive, parecía que el encanto del tabaco aumentaba por ello, y así, se desarrolló, entre los jóvenes "dandis", un verdadero culto que incluía costosa parafernalia así como también un especial conocimiento sobre las óptimas mezclas de tabaco y las mejores métodos para su manipulación.

Para entonces, España era el principal enemigo de Inglaterra, tenía el monopolio absoluto de la importación de tabaco del nuevo mundo. Esto producía el hecho de que las gentes, no solamente derrochaban su dinero en este lujo, sino también que llenaban las arcas de los españoles. Por esto se acusaba a los dandies de malgastar su dinero, y simultáneamente, debilitar las valores y recursos de Inglaterra. El rey Jacobo I., L, produjo, el mismo, uno de las escritos más fuertes contra el tabaco, THE COUNTERBLAST TO TABACCO (1804).

La preocupación por las pérdidas influyó fuertemente las reacciones negativas contra el tabaco y el café. El comercio de ambos productos, importados y populares, despertó reacciones entre los comerciantes y el gobierno ya que se encontraba fuera de su control, e introducía desorden en la economía local, generando un desequilibrio en la balanza comercial y perturbando otros ingresos importantes.

Lo anterior puede apreciarse en el caso de Prusia, en donde Federico el Grande promovió el consumo de café hasta que descubrió que estaba debilitando sus ingresos del monopolio de la cerveza, y porque, tal como lo expresó en el "MANIFIESTO SOBRE EL CAFÉ", publicado en 1771, el consumo del café, conducía a que una masa enorme de dinero saliera fuera del país. No otra cesa sucedió en Inglaterra en donde la resistencia de los comerciantes cerveceros jugó un rol importante en la oposición del gobierno contra el café.

Debe agregarse que la lucha contra el café y el tabaco, asumió roles simbólicos importantes en los conflictos sociales y en los problemas fundamentales entre consumidores y no consumidores. Así por ejemplo, en Europa oriental y en Asia, una gran parte de la resistencia contra el tabaco, se fundamentaba en su asociación con el occidente desde donde era introducido. Gobernantes en Rusia, Turquía, China y Japón, fundamentaban contra el tabaco porque él era símbolo de una perturbadora intervención.

En Rusia fue tenido el tabaco en el siglo XVII como un símbolo en el conflicto generado por la modernización, occidentalización y la secularización. Importantes personalidades de la Iglesia ortodoxa conservadora, realizaron campañas contra el tabaco ya que a sus ojos, el fumar era un ejemplo de la peligrosa influencia extranjera. La corte, por lo contrario, asumió el habito de fumar como símbolo de su independencia frente al clero.

Los ejemplos podrían multiplicarse mostrándonos como las "cafeterías" hicieron de centros del pensamiento libre y de disturbios políticos En realidad estas o "inculpaciones" no eran totalmente infundadas, como que en realidad en estas "casas del café" se reunían estudiantes e intelectuales y sostenían, bajo el estimulante efecto del café, largas conversaciones en las cuales frecuentemente criticaban el estado de cosas social y político. En Inglaterra, las cafeterías adquirieron el rango de "penny universities" y en Constantinopla de "Escuelas de Sabiduría'". El café, fue entendido como la 'bebida más radical del mundo" ya que aguzaba la razón, y como "la bebida de la democracia', por el rol que jugaron las cafeterías como lugar de reunión de agitadores políticos.

Este repaso de la historia, motivado en el temor de que nos ocurra lo que a los grandes saurios, podría en verdad extenderse o prolongarse hasta hacernos olvidar la cuestión fundamental cual es la de plantear lo absurdo y peligroso, de una parte, de la incomprensión acerca del uso de estimulantes por parte de los seres humanos, y de otra parte, idem., de los esfuerzos de control prohibitivos.

La historia de la humanidad nos muestra que guerras como las libradas entonces por Jacobo I. de Inglaterra, y como la impuesta en nuestros días a Colombia y que aparece como la GUERRA DEL GOBIERNO COLOMBIANO contra la producción y el tráfico del derivado cristalizado de la mata de coca, están definitivamente condenadas al fracaso.


En todo este desorden y confusión, que tiene como substrato el desconocimiento, cuando no el simple olvido de la historia, vale la pena recordar también lo que ya desde el siglo XVII estaba en la conciencia del pueblo llano y que en alguna medida explica la esterilidad y ausencia de fuerza vinculante de los programas y campañas de los gobernantes contra los medios estimulantes y embriagantes: "LOS GOBERNANTES, ELLOS MISMOS YACEN ENFERMOS EN LA CAMA Y PRETENDEN CURAR A LOS OTROS', DEBERÍAN COMENZAR POR ELLOS MISMOS"

Entonces, dejemos que sean los seres humanos mismos, quienes usando de su libertad afronten el reto de la sobrevivencia de la especie y no nos condenemos mas a guerras fratricidas, ni nos comprometamos mas en campañas hipócritas que en verdad tienen como fuerza motríz, no la pregonada preocupación por la salud y el bienestar humanos, sino la fuerza de los intereses económicos entre quienes en una forma u otra, en un campo u otro, explotan y se apropian de los recursos naturales.

Para los nuevos gobernantes podría ser un alivio pensar que si mañana, los nuevos habitantes de la tierra, encuentran nuestros fósiles con el hipotálamo hipertrofiado y en posiciones aberrantes y deformadas, ha sido por nuestra incapacidad de manejar con cuidado nuestro intercambio de sustancias con la naturaleza y no precisamente por culpa de ellos

Ud. ., Doctor Gaviria Trujillo como Pereirano de corazón, como representante de la por el Dr. Otto Morales Benítez llamada CULTURA CAUCANA que es precisamente una cultura libertaria y enemiga de la hipocresía, tiene la posibilidad de poner fin a la confusión que desangra a nuestra Patria.

Reciba de nuevo mi saludo de compatriota y amigo,

Atentamente,

Guillermo Aníbal Gärtner Tobón

c c Dr. Otto Morales Benitez, Bogotá











1 comentario:

Guillermo Aníbal Gärtner Tobón dijo...

Dos comentarios recibidos:

1. "Hola Guillermo sorprendente tu narración de hace 20 años........no te convences todavía de la "sordera"????? de esta sociedad hipócrita que pone en el ambito moral una importante linea del mercado que se apoya en la corrupción inducida por la ilegalidad...."


2. Querido amigo: Un saludo. ya me la habías compartido pero como dices quizás cronológicamente quizás estaba en "otro tiempo". Hoy se mueven unos tiempos geopolíticos quizás aparentemente distintos. Y los áulicos del neoliberalismo del momento quieren cambiar de traje. Especialmente lo digo por el pereirano. El Imperio del mal ahora tiene otro gobernante que en apariencia simbólica pareciera cambiar la dirección...Pero el mismo monstruo, en sus entrañas maldoso, ahora esta podrido y es nauseabundo... Otros monstruos quieren su carroña y nuevos y jóvenes poderes tienen la oportunidad.... En fin....Buen tema para una tertulia..."