martes, 8 de diciembre de 2009

LAS ALAS DE LAS MARIPOSAS

 

 

 

domingo 18 mayo sajonia 007

Por ahí debe estar alguna mariposa escondida.

(Finca Sajonia, la fecha no importa)

 

 

las alas de las mariposas

miércoles, 22 de junio de 2005, 08:11 pm

De:  "blanca luz gartner tobon" <blaluga@epm.net.co>

A: "guillermogartner" guillermogaertner@yahoo.com

 

Hermano:

 

Cuando yo tenia siete años, las monjas del colegio nos pidieron... NO NO nos exigieron que para el acto público del colegio, a finales de año, debíamos ir vestidas de mariposas. lo que conllevaba, tener  unas alas flotantes de mariposas, las cuales ellas vendían y tenían cierto costo que a doña Ester le pareció elevado, entonces ella decidió que no se podía asumir, máximo si en lo que se llamaba     NUESTRA CASA convivían una hija de Judith, Norma, una de Elisa, Luz Mary, y unos enfermos tales como : Débora. Amanda y para de contar.

Ante esta especial circunstancia, se decidió DIZQUE EN CONSEJO FAMILIAR,  que mis alas las haría  HERMANN, una  especie de artesano  innato que tenia la familia si a eso se lo podía llamar  FAMILIA.  El pobre muchacho, sin recursos, cogió lo  que podía, una madera que había en el patio, y la adecuo de la mejor forma posible, para elaborar unas alas de mariposas,..... pero la madera era  pesada muy pesada, y como pudo le pinto unas alegorías parecidas a las mariposas.

El caso es que yo llego al ACTO PUBLICO en mis siete añitos, con unas alas muy pesadas, mientras las otras niñas, que ni me atrevo a decir compañeras,se veian flotantante, y entonces en el primer verso.    MARIPOSA VAGAROSA TU QUE ANDAS …   TTTTTT., BLANCALUZ  de siete años se cayó por el peso de las alas de madera, y en ese momento   creo yo. TAMBIEN SE ME CAYERON LAS ALAS PARA MUCHAS COSAS.

Yo agradezco a Hermann de corazón su intento de hacerme unas alas, pero no olvido  el OLVIDO DE DOÑA ESTHER QUE LAS ALAS DEBIAN SER FLOTANTES.

Te escribo esto porque a la raíz de la entrega de mi oficina mi lugar de trabajo, se me han venido a la memoria todas las alas de mariposas pesadas  con las que cargue en la vida.

 

Yo sé que me vas a entender.

Te quiero mucho

blanca ele

 

 

ventanas 2

Dicen de estos lares que por ahí abundan las mariposas.

1 comentario:

Sonia Grajales dijo...

Esa carta es bella....y triste...muy triste !!